977 326 149

El renting se trata de un contrato de alquiler de bienes a medio y/o largo plazo. El arrendador presta estos bienes a cambio de que el arrendatario pague una cuota fija periódica. Gracias a esta cuota, que puede ser mensual, trimestral o anual, el arrendatario podrá usar y disfrutar el objeto de la contratación, además de recibir otros servicios como pueden ser el seguro del bien y el mantenimiento del mismo.

¿Qué bienes pueden ser contratados a través del renting? En principio, cualquiera puede ser objeto de este contrato, pero, en la práctica, lo frecuente es que se trate de vehículos, equipos de ofimática como impresoras o fotocopiadoras, maquinaria o mobiliario. Todos ellos son productos de alto coste que supondrían un gran desembolso para una empresa que, además, va a necesitar a la larga un mantenimiento de los mismos. Hay que tener en cuenta que, aunque mayoritariamente lo sean, las empresas no son las únicas que pueden formalizar este tipo de contrato, cualquier particular puede hacerlo también.

En Ramírez García Abogados contamos con profesionales con una amplia experiencia en esta materia. Cualquier problema referido a un arrendamiento precisa de un asesoramiento legal especializado, por lo que, ¡no dude en ponerse en contacto con nosotros!