977 326 149

La figura del tutor y la del curador aparecen cuando una persona necesita que otra sea responsable de ella, ya sea porque tiene una incapacidad o porque es menor de edad y no tiene progenitores. Por eso, cuando una persona es declarada judicialmente incapaz debe quedar sometida a la tutela o curatela de otra. La persona a la que se nombre tutor o curador tendrá que velar por su defensa y protección.

Tutela

Tanto los menores no emancipados o en situación de desamparo, como la personas con una incapacidad grave van a tener un tutor. El tutor tiene la obligación de sostener la educación y formación del tutelado, además de representarle en actos y administrar sus bienes.

Curatela

Los menores que ya están emancipados y no tienen padres y los afectados por una incapacidad leve tendrán un curador, necesario para actos puntuales y concretos. Un curador se encarga de completar la capacidad de las personas que están bajo su responsabilidad solo en las situaciones que no puedan realizar por sí mismos.

Los menores de edad y las personas incapacitadas precisan de una protección jurídica especial y en Ramírez García Abogados somos especialistas en su protección. Estamos en Reus (Tarragona), ¡contacte con nosotros!