reparto de herencia entre hermanos

Reparto de herencia entre hermanos con testamento

Actualmente continúa existiendo un gran desconocimiento acerca de los pasos que hay que seguir cuando muere alguien y se ha de repartir la herencia entre los hijos del causante. El caso más usual es en el que, desafortunadamente, nuestro padre o madre fallecen. 

En RG Abogados podemos ayudarle si se le presenta algún problema. Hoy le contamos todo lo que debe saber sobre el reparto de herencia entre hermanos con testamento.

Acudir al Registro Civil para la herencia entre hermanos

Lo primero que debemos realizar cuando alguien fallece es acudir al Registro Civil y pedir un certificado de defunción en el que se acredite que la persona ha fallecido. En el Registro también tenemos que pedir el certificado de últimas voluntades, donde se nos indica si efectivamente esa persona realizó testamento o cualquier otro tipo de voluntad, cuando lo realizó y ante qué notario. 

En el Registro también nos van a proporcionar información sobre si la persona fallecida tenía seguro de vida

Conocer el notario ante el que se ha realizado el testamento es muy importante porque para repartir la herencia no basta con una simple copia, sino que necesitamos una copia autorizada que nos la proporciona la notaría en la que se firmó. 

Podemos encontrarnos con el supuesto de que la notaría ya no exista, pero esto no es problema porque la copia autorizada en este caso nos la proporcionará el notario archivero, que es quien conserva los protocolos de las notarías ya no existentes.

Averiguación del patrimonio para aceptar la herencia entre hermanos

Para conocer los bienes que tenía el fallecido acudiremos en primer lugar al Registro de la Propiedad, donde nos van a expedir una Nota Simple de los bienes a nombre del fallecido. 

Por otro lado, para conocer el saldo del que dispone, acudiremos al Banco, donde aportando el certificado de defunción nos darán información sobre el estado de las cuentas bancarias a nombre del fallecido.

En caso de que tuviese vehículos se tiene que aportar el permiso de circulación

Con estas actuaciones ya conocemos el patrimonio del fallecido que será objeto de repartición. 

Los trámites ante el notario 

Una vez disponemos de toda la información y habiendo realizado los trámites oportunos acudimos al notario con la copia autorizada del testamento. 

Ante notario deberemos realizar la aceptación de la herencia entre hermanos. Se lee el testamento y se llama a heredar a las personas que allí aparezcan. 

Otro dato muy relevante es si el fallecido tenía cónyuge o era viudo. Muchas veces esto influye en que se suele establecer un usufructo vitalicio en favor del cónyuge superviviente, por lo que los hijos pasarían a heredar siendo los nuevos titulares formales de los bienes, pero no tendrán su posesión hasta que el cónyuge superviviente no fallezca. 

El coste del trámite de aceptación de herencia va a depender de los bienes que haya que repartir, a más bienes, más aumenta el precio. 

Esta aceptación puede ser de diversos tipos y lo más recomendable es que se acepte en la modalidad de “aceptación de herencia a beneficio de inventario”, y esto, en pocas palabras, es una fórmula que nos permite cubrir los gastos de la herencia con el propio patrimonio de la herencia para que no implique patrimonio propio. 

Ante el notario también se pueden liquidar los impuestos de una sucesión, pero cabe tener en cuenta que los primeros 100.000 euros de cada heredero quedan exentos de pagar. Es muy importante que, aunque no haya que pagar, se liquide el impuesto mediante el modelo 650 de la Agencia Tributaria. 

Las legítimas 

Normalmente los descendientes tienen derecho a una parte mínima de bienes, esto son las legítimas, que han de quedar satisfechas antes o después de repartir la herencia a los herederos. A veces estos coinciden con los herederos, como podría ser en el caso de unos hermanos que reparten la herencia de su difunto padre. En Cataluña la legítima es el 25% de la herencia, del total de los bienes con independencia de quien haya sido instituido heredero.

Cambio de titularidad

Por último, una vez se ha abierto testamento y se ha realizado la atribución de bienes con el correspondiente se ha de cambiar la titularidad de estos. Se acude al Registro de la Propiedad y aportando la documentación necesaria se insta el cambio de nombre, dando por finalizado el procedimiento de herencia de un bien. 

Problemática en las herencias

Pero no todo siempre es tan sencillo y el procedimiento sucede como debería, sino que, el reparto de herencias entre hermanos es una de las mayores fuentes de conflicto familiar, que suele desembocar en discusiones.

Es por ello por lo que nuestros especialistas en herencias podrán ayudarle a solucionar las controversias y a reclamar bienes o derechos de los que usted considera que se le está privando. También podemos ayudarle a agilizar y realizar todos los trámites y a asegurar la legalidad del procedimiento y que todo suceda como debe según la ley. 

Posts relacionados